Suministros de tu nuevo hogar

Si te vas a mudar a una nueva vivienda, ten en cuenta el estado del suministro eléctrico y del gas. En el caso que no estén dados de alta, tendrás que contactar con las respectivas compañías de luz y gas para realizar los trámites necesarios para darlos de alta.

En primer lugar, tienes que elegir una compañía de luz que te realice dichas gestiones. Si no tienes ninguna preferencia puedes utilizar una herramienta que te resultará de gran utilidad. Se trata de un comparador de compañías de luz y gas. Haz un análisis y elige aquella que te ofrezca las mejores condiciones para tu hogar y para tu economía.

Una vez que tengas elegida la compañía, tienes que ponerte en contacto con ella y seguir los pasos que te indiquen para dar de alta la luz y el gas, una vez realizada esta gestión escoge una tarifa; para esto puedes hacer un comparador de tarifas de luz y elegir la que mejor se adapte a las condiciones de tu hogar. Ten en cuenta los siguientes factores para hacer una buena elección:

  • Número de aparatos eléctricos y electrodomésticos.
  • Número de plantas de tu vivienda.
  • Existencia de aire acondicionado.
  • Existencia de calefacción.
  • Número de personas que vivan en la vivienda.
  • Cuántas horas están ausentes del hogar los componentes de la familia.
  • Horario de máxima actividad en la vivienda.

Si analizas estos factores que te comentamos, solo te quedará contratar la mejor tarifa y disfrutar de tus suministros de luz y de gas natural.

¿No sabes cómo equipar tu cocina?

Te damos una serie de consejos para que consigas equipar tu cocina con las mejores calidades en la que podrás tener un consumo energético bajo. Si los sigues tendrás la cocina perfecta. A continuación te los mostramos:

  • Electrodomésticos con la etiqueta A+++. La inversión al adquirirlos es mayor pero son los que menor consumo energético producen.
  • Encimeras. Con superficies amplias para cocinar con comodidad. Además si están fabricadas con materiales resistentes y fáciles de limpiar, se ahorrará tiempo en limpieza y tendrán más resistencia en el tiempo.
  • Muebles resistentes. Las mejores opciones de materiales para el mobiliario de cocina son los lacados texturizados y los polilaminados, aunque se pueden instalar de acero, aluminio, cristal y chapados.
  • Muebles con muchos compartimentos. Si se tienen muebles con muchos compartimentos se puede guardar muchos utensilios, aparatos electrodomésticos pequeños, platos, vasos, ollas, etcétera. Resulta ideal para tener mucho espacio y orden. Y se dispondrá de más superficie para cocinar cómodamente o realizar cualquier otra actividad.
  • Bombillas LED o de bajo consumo. Son las bombillas que menos gastan, por esta razón, te ayudarán a ahorrar en tus facturas de luz.
  • Lámparas y focos autoregulables. Si las lámparas y focos de tu cocina son autoregulables podrás tener más luz en los puntos de esta estancia en los que no haya iluminación suficiente. La zona de cocción debe estar perfectamente iluminada.
  • Ventanales. Colocación de ventanales para una mejor ventilación y dependiendo del tipo de cristales instalados se podrá retener de mejor o peor manera el calor en la cocina.

Anímate y empieza ya con la reforma de tu cocina. Es recomendable siempre contar con la ayuda de profesionales especialistas en el diseño de cocinas.